Proyecto Sirio

¿Qué hacemos?

El trabajo con nuestros chicos se desarrolla en tres áreas básicas:


Reparación psíquica

Reparación relacional y afectiva

Reinserción social

Nuestro tratamiento es global e integrador, con atención, cuidado e intervención sobre todas las áreas que afectan al pequeño paciente. Trabajamos desde la cercanía y el ambiente reparador, en un medo cálido y familiar, donde los propios chicos son capaces de ayudarse y compartir entre ellos y donde, además del cuidado esmerado en su adecuada escolarización y avances académicos acordes a su edad y capacidades, se trabaja su educación y cuidado de la salud. Nuestro tratamiento psicoterapéutico, con psicoterapia individual y grupal, así como familiar, se realiza semanalmente. Mantenemos constante atención del tratamiento psicofarmacológico y de los necesarios apoyos psicopedagógicos y académicos que cada niño requiere.

La música, y las diferentes artes, la espiritualidad, el conocimiento y respeto por la Naturaleza… la escucha atenta y el tiempo invertido y gastado con nuestros niños, todo ello, es lo que va curándoles y haciendo crecer todas sus capacidades y posibilidades.

Muy diversos e incapacitantes síntomas y problemas afectan a nuestros chicos: muy especialmente la desconfianza y el miedo. Problemas afectivos y del ánimo, de relación, rendimiento escolar, dificultades conductuales, agresividad…aparecen en el día a día de nuestros chicos. Ausencia del deseo de crecer y de cumplir años.

Muchos de estos síntomas están enraizados en problemas o trastornos muy precoces de la vinculación afectiva, con las figuras primarias de apego. De ahí, nuestro trabajo para una reparación relacional y afectiva con figuras estables, acogedoras y que acompañan al niño en su caminar, los educadores terapéuticos.

Desarrollamos nuestra labor así mismo con todos nuestros antiguos, los que así lo quieren, demandan y necesitan, a través del Programa de Seguimiento y apoyo post-alta, así como el consolidado Grupo de Mamás-Bebés, con antiguas niñas y adolescentes del Proyecto Sirio, en su actual condición de madres, disponen de dicho espacio donde se aborda la prevención de dificultades vinculares y del Trastorno del Vínculo, en sus bebés.

Desde 2018, Proyecto Atlantis- pisos de jóvenes.

Para el mayor beneficio de los niños y adolescentes atendidos, cuidamos y trabajamos de modo permanente con los educadores que los acompañan, educadores terapéuticos, en nuestras semanales sesiones de Grupo Balint, de discusión, asesoramiento y apoyo profesional del trabajo cotidiano realizado, en cada uno de nuestros dos pequeños Hogares/Comunidades Terapéuticas.