Proyecto Sirio

Reinserción social

La actuación psicoterapéutica personal y personalizada podrá tener éxito solo si se enmarca en un proyecto de acción global y en una cotidiana actuación reparadora de integración educativa, social y familiar sobre todos y cada uno de los niños. Esto requerirá, evidentemente, un trabajo profesional multidisciplinar y sostenido en estas áreas:

  • Integración educativa: Su consecución requiere facilitar a cada niño el acceso al medio escolar más idóneo, acompañándole y apoyándole para que pueda conseguir el éxito escolar, académico o relacional y social. Desde Sirio tratamos de mantener un contacto constante con los profesores y educadores (quienes nos plantean sus frecuentes y múltiples dificultades y demandan constante apoyo para mantener a los niños en su centro escolar), y promoviendo una adecuada relación con sus compañeros. Creemos, al igual que otras instituciones de Infancia, que educar es dar oportunidades y que la integración en el medio escolar constituye una inmensa fuente de oportunidades de todo tipo, no sólo como medio de enriquecimiento personal y de formación académica, sino como mejora de su escasa o lesionada autoestima, al poder sentirse integrados en un grupo de la misma edad, con quienes poder medir y compartir capacidades y límites de diferente matiz, relacional, afectivo o lúdico. Así como la oportunidad de, viviendo ya su integración escolar, poder tener expectativas de futuro más abiertas y esperanzadoras.
  • Integración social. En múltiples ámbitos:
    • Integración en los medios sociales, culturales y deportivos del barrio y de la ciudad.
    • Utilización de los servicios médicos públicos de la zona en un contexto amplio de educación para la salud.
    • Establecimiento de una relación de conocimiento y cooperación con los servicios sociales, policiales, religiosos de la zona, asesorando o informando a éstos sobre las diferentes patologías de los niños, sus conductas inadaptadas, antisociales en ocasiones, el significado de las mismas, y el posible papel activo que todos estos servicios pueden jugar en la educación e integración de los niños.
  • Integración familiar: La gran mayoría de nuestros chicos carecen de familias estables y/o sanas. La familia natural, padre-madre-hijos, escasea demasiado en nuestro medio. La negligencia y el desamparo, el abuso o ambos, han sido frecuentes, cuando no constantes en la vida de muchos de nuestros niños y adolescentes. Muchos padres han desaparecido o están gravemente afectados por problemas secundarios a adicciones y/o diverso tipo de patología psíquica grave. En algunos casos existen sin embargo figuras de referencia (madre o padre separados y en lucha activa, hermanos, algún tío, abuela o familiar) que, al menos aparentemente, tienen un nivel suficiente de "salud". Con estas personas mantenemos contactos regulares y tratamos de realizar un tratamiento o un trabajo psicoterapéutico de tipo familiar, con el objetivo de que los niños y adolescentes puedan entender mejor y aceptar su realidad familiar, y que las familias movilicen recursos internos que en ocasiones desconocen. Tratamos de trabajar con las capacidades personales y no con las carencias, tanto con los chicos como con el medio familiar, cuando éste existe.