Proyecto Sirio

Reparación relacional y afectiva

Por medio de los educadores terapéuticos, del acompañamiento directo y mantenido de cada uno de nuestros chicos, siguiendo un plan previamente elaborado de forma personalizada e individual, y bajo la dirección terapéutica, el niño va comenzando lentamente a relacionarse, a confiar y a crear vínculos que estaban rotos o no habían existido en su vida...Va dejando atrás, con sus vaivenes, su previa ¨enfermedad de la desconfianza¨, matizando y disminuyendo sus miedos y su agresividad tras la que éstos se esconden, pudiendo comenzar entonces a vivir con mayor naturalidad y sin tensiones, a compartir, a reirse, a fiarse, a no temer el daño, la negligencia o el abuso de modo mantenido...Y podrá comenzar a buscar relaciones de amistad y de mayor autenticidad. Su estado anímico podrá volverse más estable y la depresión y la tristeza irán poco a poco quedando atrás.